Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
28 diciembre 2011 3 28 /12 /diciembre /2011 06:35

En este año nuevo, no sea nuestro anhelo de pensar solo en nuestra posición económica y querer ser más adinerados posible que los otros,  en desear tener cosas materiales como jactancia, no digo que seamos conformistas, de ninguna manera, sino en lo que debemos tener cuidado de no permitir que el mundo nos enriquezca.images-dinero.jpg

 

Abraham, hombre y amigo de Dios, rechazó los despojos de Sodoma, respondiéndole a Bera, rey de Sodoma, “para que no digas después: Yo enriquecí a Abram” Génesis 14.23. Abraham vio claramente que una vez comenzara a aceptar los favores de Sodoma, no pasaría mucho tiempo hasta que aceptara su ambiente y tal vez sus pecados también.

 

El mundo anhela enriquecernos. Jesús experimentó su atracción cuando el pueblo se arremolinó a su alrededor cerca del Mar de Galilea y le rogó que aceptara ser rey (Juan 6.15). Eso era algo muy halagüeño. Pero la gente no quería a Jesús por quien era; lo querían por causa de ellos mismos.  Ellos querían sus milagros, su  pan su popularidad. No querían su santidad.  Así que él no aceptó ser su rey terrenal.

 

La atracción del mundo puede ser sutil, no tiene que ser fantástica, grotesca ni rimbombante. Mucha gente que no cedería a las tentaciones obvias de la carne se ha rendido, sin embargo, a esa cosa intangible llamada mundanalidad, han vendido su esperanza celestial a cambio del disfrute de lo material, lo que se puede tocar y lo que está disponible ahora.

 

Dios le dio riquezas a Abraham como parte de su bendición, pero riquezas recibidas de Sodoma le hubieran sido para perdición.

 

La Biblia nos ordena no tener nada que ver con las riquezas que Sodoma pueda ofrecernos. Dios quiere que caminemos en quietud delante de él, quien es nuestro verdadero tesoro.

 

Las riquezas de Sodoma son inciertas. Supongámonos que Abraham las hubiese aceptado, ¿qué habría pasado entonces? Veinte años después, Sodoma se convirtió en un lago de fuego, y la inversión de Abraham se habría hecho humo. ¡No debemos confiar nuestro destino al humo! Así que confiemos más bien en Dios quien “Nos provee todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos” 1Timoteo 6.17

 

Salmo 37:16-17    Mejor es lo poco del justo, Que las riquezas de muchos pecadores. Porque los brazos de los impíos serán quebrados; Mas el que sostiene a los justos es Jehová.

 

 


Compartir este post

Repost 0
Published by HENRY - en Reflexión
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Henry Vasquez
  • El blog de Henry Vasquez
  • : Es un blog dedicado a transformar vidas, vidas que transformaran el mundo.
  • Contacto

Perfil

  • HENRY
  • Mro. Ps. Iglesia Bautista Efata - Pucallpa - Perú

henryvasquezch_09@outlook.com

http://iglesia-bautista-efata.blogspot.com
  • Mro. Ps. Iglesia Bautista Efata - Pucallpa - Perú henryvasquezch_09@outlook.com http://iglesia-bautista-efata.blogspot.com

Texto Libre

Archivos

Páginas